​​​

​El hostigamiento sexual es cualquier tipo de acercamiento o presión de naturaleza sexual, tanto física como verbal, no deseada. Esta debe surgir de la relación de empleo y reproducir un ambiente de trabajo hostil u ofensivo, un cambio en las condiciones de trabajo o afectar las oportunidades de empleo de la persona perjudicada.
 
El hostigamiento sexual se puede expresar de diversas formas.  Sus manifestaciones más simples incluyen lo siguiente:
 
     Piropos
     Insinuaciones Sexuales
     Miradas insistentes a distintas partes del cuerpo
     Narración de chistes ofensivos de carácter sexual
 
En su forma más cruda se manifiesta de la siguiente manera:
 
     Pellizcos
     Roces corporales
     Besos
     Apretones
     Agresión Sexual
 
La mayor parte de los incidentes de hostigamiento sexual provienen de hombres a mujeres, sin embargo, la no distingue a base de sexo.  También contempla el hostigamiento de hombre a hombre, de mujer a mujer o de mujer a hombre.